Fimosis y Parafimosis en niños

Publicado por Jefferson en

Fimosis

Se conoce como fimosis a la estrechez del prepucio que impide la liberación del glande, es muy común en niños recién nacidos, sin que esto se considere patológico.

El prepucio se encuentra adherido a la mucosa del glande, impidiendo su retracción, cubriéndolo casi por completo y es considerado normal en los varones recién nacidos.

¿QUE TIEMPO DEBO ESPERAR?

No existe un tiempo establecido para la resolución de la fimosis, pero se estima que el glande debería empezar su liberación entre los 2 y 4 años de edad.

Este tiempo puede variar habiendo niños de más edad que presentan este cuadro, llegando a causar serias molestias e incluso dificultad para orinar.

Debemos entender que este proceso es progresivo. A lo que me refiero es que la retracción del prepucio sobre el glande será paulatina permitiendo así su liberación.

La estadística nos indica que cerca del 99% de los adolescentes a sus 17 años de edad tendrían liberado su glande por completo del prepucio.

Esto está basado en el crecimiento del cuerpo del pene, la descamación de las células superficiales de la mucosa del  glande, la masturbación y en ciertos casos el inicio de actividad sexual.

¿CUALES SON LAS COMPLICACIONES?

La retracción del prepucio de manera violenta o anticipada a su tiempo  normal puede ocasionar un estrangulamiento del glande causando la Parafimosis.

Éste término es empleado para describir cuando la retracción del prepucio  queda por debajo del glande, en la zona llamada surco balanoprepurcial y no puede retornar a su lugar habitual.

La parafimosis es una complicación de la fimosis y se manifiesta presentando un endurecimiento del prepucio a manera de anillo.

Esta es una verdadera emergencia quirúrgica, ya que puede haber un estrangulamiento marcado del glande y de las estructuras anatómicas que ahí se encuentran; pudiendo llegar a necrosar (morir) los tejidos por falta de irrigación sanguínea.

Esto es importante de saber ya que la presencia de una fimosis perpetuada en el tiempo puede darnos como resultado una infección del tracto urinario.

Esto debido a que en el glande encontramos una importante cantidad de células generadoras de cebo (células cebáceas) produciendo lo que en medicina se conoce como esmegma (sustancia blanquecina y de mal olor que normalmente se encuentra en el pene); el mismo que es un acúmulo de células muertas de la piel, secreción prostática, linfocitos (células blancas de la sangre) y hormonas sexuales.

Estas actúan como medio idóneo para el desarrollo de agentes microbianos.

Cabe recalcar que la presencia de esmegma es normal tanto en hombres y mujeres, pero su acumulación puede llevar a la aparición de una infección  del tracto urinario.

MANIFESTACIONES CLÍNICAS

  • Fiebre
  • Dolor al roce o al orinar
  • Llanto incontrolable
  • Pérdida del apetito
  • Salida de liquido purulento.

¿CÓMO HACER EL ASEO GENITAL EN ESTOS CASOS?

La piedra angular del cuidado de la zona genital es el aseo.

  • Al momento de realizar el aseo, retrae con mucho cuidado el prepucio  sin forzarlo, recuerda que una complicación de la fimosis es la parafimosis.
  • Lava con abundante agua tibia sin jabón la zona genital de tu hijo.
  • Realiza retracciones periódicas a manera de pequeños masajes sin que estos lleguen a incomodar a tu hijo.
  • Realiza cambios de pañales periódicamente.

TRATAMIENTO DE LA FIMOSIS

Recordemos que la fimosis es normal hasta los 2-4 años de edad. Si al pasar este tiempo no se empieza a resolver, podemos utilizar corticoides tópicos  (cremas) junto a la realización de un masaje por un período de 4 a 8 semanas aproximadamente.

Otra alternativa es la cirugía, ya sea mediante una circuncisión o prepucioplastia.


Fimosis

Cuéntanos si tienes alguna duda. Déjanos tu comentario en la caja de abajo, nosotros te responderemos en la brevedad posible.

Recuerda compartir éste artículo con madres y padres interesados en la salud de sus hijos. Estás a un solo clic de ayudar a resolver las dudas que tienen respecto al tema.


0 commentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *